Monthly Archives: July 2014

El sueño

Standard

– ¡Hola Diego!
– ¡Hola hermanita!
– ¿Que haces?
– Estoy haciendo un trabajo para el cole.
– ¿Y de que va?
– De tu sueño
– ¿Tu sueño? ¿De dormir?
– No, de algo que tu quieres hacer en la vida pero crees que es imposible.
-Ah, y ¿cual es tu sueño?
– Mi sueño es ser piloto de formula 1.
– ¿Y por qué es imposible?
– Pues porque no soy tan bueno, porque hay que tener dinero para eso, y luego estás tu, ahora no puedo dejarte sola, en este momento que los papás no estan, no puedo dejarte sola.
-Oye, si quieres volar, no pienso atarte al suelo, es más, pienso empujarte del precipicio.

image

Advertisements

Quiero ser un pájaro.

Standard

Y ahora que estoy aquí, tengo ganas de tirarme al vacío, si al vacío pero para poder volar, y sentir el aire sobre mi, poder observar el mundo desde fuera,  como lo hace cualquier pájaro.
Eso, eso mismo, quiero ser un pájaro, y volar, volar por encima de los mares, volar y sentir el aire fresco, volar y sentir su caricia, volar y poder ser libre.
Volar, cerrar los ojos y dejarse llevar, yo, sola, con mi amiga, la soledad.
Solo por un día, solo por una semana, o solo hasta que me canse, pero me gustaría ser un pájaro, y poder volar.

La vida.

Standard

Porque que seriamos nosotros sin las noches en vela, sin esa canción, sin la música, sin los bailes, sin los instrumentos ni los cantantes, sin las noches mágicas, sin los castillos artificiales, sin los castillos de princesas, sin las buenas noches, sin los buenos días.

Que seriamos nosotros sin los besos de despedida, sin los amigos, sin los enemigos, que seriamos nosotros sin la primera vez, sin la última, sin las lágrimas en los ojos, sin las personas raras, sin los más locos, sin las personas.

Que seriamos nosotros sin las estrellas, sin la luna y sin el sol, sin el mar, sin los barcos ni pescadores, sin el amanecer en la playa, sin la arena, sin el horizonte, sin la profundidad, sin los peces y sin los unicornios de colores.

Que seriamos nosotros sin el colegio, sin los profesores, sin el trabajo, sin los jefes, sin los compañeros, esos compañeros que acaban siendo amigos, hermanos.

Que seriamos nosotros sin esas madres que te hacen la comida, te lavan la ropa, te guían por el buen camino y te aconsejan, ¿y  los padres? Que seriamos nosotros sin el que te lleva al fútbol, el que te enseña a conducir y el que te quiere más que a nada.

Que seriamos nosotros sin la naturaleza, las plantas, las montañas, los ríos, la lluvia, la nieve, sin las estaciones, sin las nubes ni los pájaros.

Porque que seriamos nosotros sin la vida.

fuegos

Unicornios

Standard

-!Hola enana¡ ¿ qué quieres para navidad?
– Un unicornio
-Enana… Sabes que no existen ¿verdad?
-¡Claro que existen! Solo que viven en otro país como afrimerica
– Enana, afrimerica no es un país y los unicornios no existen
– ¿ Ah no? Ya veremos mañana lo que me traen los reyes.
A la mañana siguiente, bajan corriendo las escaleras, desenpaquetan los regalos y…
-¡Toma ya! El juego que quería
-¿Ves? Es un unicornio
-Pero de peluche
-Claro, porque solo pueden vivir en su país afrimerica

Todo llega a su final

Standard

Riiing riiing, sonó la melodía de el móvil otra vez, va en su busca, llaves, gafas, despertador y por fin movil.
– ¿Sí?
-Necesito verte ahora
-¿Ahora? ¡Pero si son las 3 de la mañana¡
-Es muy importante
-¿Dónde y cuándo?
-Dentro de media hora en nuestro lugar
-Allí estaré
Se levantó, se vistió y salio de casa intentando no hacer nada de ruido para no despertar a sus padres, una vez conseguido cojió el monopatín y empezo a ir dirección el faro.
-Hey, ¿que haces aquí sola? Es peligroso
-Me voy
-¿Cómo que te vas?
-Me voy, y para siempre.
-Pero… ¿Por qué?
-No hay explicación, me voy.
– Si de verdad me quieres te quedarás.
– No tengo elección, me voy.
– Y… ¿Entonces? Todos los amaneceres juntos, todos los helados compartidos, los fuegos artificiales, las noches en vela…
– Eso, me temo que quedará en el pasado
-No puedes estar diciendo esto, ¿en el pasado? Nunca me has querido ¿verdad? Es una de esas escusas que te habrán dicho tus amigas.
-No, Javi en serio, te quiero y te querré, pero…
-No hay peros, si tú quieres te quedas, claro si te vas realmente…. Pero ¿sabes? El que se va soy yo.
Le dió la espalda, y con lágrimas en los ojos, cojió el monopatín y…
-¡Javi!
Este se giró
-Buenas noches

3 años, 15 dias y 2 horas.

Standard

Se disponia como todas las tardes después del colegio des de hace hace 3 años a ir a verle al hospital.
El hospital infantil, planta 4 y numero 445, llevaba allí 3 años, 3 años en la misma habitación, que ella le había decorado personalmente.
-Venga Pablo, despiértate ya, llevas ¡3 años en coma¡ bueno, 3 años, 15 dias y 2 horas, ¿ya va siendo hora de despertarse no?
-¿Ya  va siendo hora de…?
Ella no se lo creia, ¿realmente estaba pasando?
-¡Pablo!
Le dio un abrazo.
-No quería hacerte sufrir más, y…. ¿Todas estas cosas?
– Pues han sido tres años, hemos pasado cumpleaños, navidad, fallas, año nuevo…
-¡Muchas gracias Ana!
-Espera, voy a avisar a tu madre, verás lo contenta que se pone.

    HACE 3 AÑOS 15 DIAS Y 2 HORAS
-¿Seguro que quieres hacerlo?
-¿Y por qué no?
-No se, es muy alto, yo de ti no lo haría…
-Eh que tengo 5 años, ya soy mayor y puedo con esto.
El niño, se dispuso a escalar la red que hay al lado del tobogán, y una vez arriva dirigiéndose a su amiga dijo:
-¿Ves? Ya te he dicho que soy may… ¡¡Ahhh!!
-¡Pablo! ¿Estás bien, me escuchas? ¡¡Mamá de Pablo!!

Las fallas.

Standard

-¿Qué fiesta es la que más te gusta?
-Las fallas
-¿Por qué?
-No sé si es porque nací un 15 de marzo, no sé si es porque soy valenciana, no sé si es porque simplemente me gusta, pero, se puede decir que Las Fallas son mi fiesta preferida. ¿Por qué? Me encantan porque vas por la calle y Valencia huele a pólvora, me encantan porque en los primeros días doy saltos del susto cuando oigo un petardo, me encantan porque me despierto con La Despertà, me encantan porque cada día la mascletà es más bonita, me encantan porque cambias las galletas y el vaso de leche por los buñuelos y los churros, me encantan porque todos los valencianos llevamos el mismo uniforme; el blusón, me encantan porque valencia se llena de color entre castillos y la calle de las luces, me encantan porque desde el valenciano más joven hasta el valenciano más viejo, disfrutan de esta fiesta, y se llenan de orgullo y felicidad.
– Vale, yo creo que nos ha quedado claro.

Me he hecho mayor

Standard

No is creais que he dejado de escribir, no. Lo que pasa es que estamos en fiestas y no me da tiempo a subir lo que escribo.
Pero hoy, he sacado un poquito de tiempo y voy a subir un relato 🙂

Miro al cielo, hoy no hay estrellas. ¿Dónde estás abuela? De normal siempre me acompañas en mis aventuras más peligrosas, pero hoy, hoy no estás aqui.
¿Qué hago? ¿Qué quieres decirme? Y a primeras, no lo comprendí, pero luego después de darle vueltas, me dí cuenta de que ha pasado lo que no quería que pasara.
Me he hecho mayor, ahora tengo que caminar sola, ahora el destino, depende de mí.

Porque no.

Standard

-Bueno chicas, ¿os ha gustado la peli? Y no os olvideis de que para mañana me teneis que traer un resumen de la peli eh.
-Sí profe. El prota estaba buenísimo.
-A mí me ha gustado mas el amigo del prota, carlota.
-Pues yo quiero tener una historia de amor así.
-Alicia no digas tonterias, nunca tendrád una historia de amor como la de la peli, recuerda que es una peli.
-¿Por qué no, profe?
-Porque no
-Pero, ¿por qué?
-Porque es imposible, IM-PO-SI-BLE.
-Y… ¿Para las que no hay nada imposible?

Hoy era el gran día

Standard

Mañana era el gran día. Me probé ese vestido 10 veces en apenas una hora. Tenía muchas dudas, solo que suponía que era normal, el paso que iba a dar era inmenso. ¿Realmente lo quería? Bueno, ya no había vuelta atrás, además sí que lo quería, lo quería de verdad, me acosté sin darle más vueltas al asunto, pues realmente lo quería. Riiiing, Riiiing el despertador sonaba, y me puse el vestido, me encontraba a gusto, aunque un poco rara, bueno, será que no estoy acostumbrada, bueno tendré años y años para acostumbrarme. Sonaba el himno, que siempre suena en estas ceremonias, se me hizo larga, pues estaba muy nerviosa y no estaba muy segura y antes de que me di cuenta, después de decir el te quiero ya se acabó la ceremonia, ya era oficialmente una religiosa.