Sonreír por fuera, llorar por dentro.

Standard

Siempre venía con una sonrisa de oreja a oreja, animándonos a todo el mundo, haciéndonos reír, era un tipo peculiar, aunque tenía su encanto. Siempre estaba ayudando a alguien, nunca perdía detalle de nada, te aconsejaba en tus peores momentos, te indicaba por donde seguir el camino y a todo el mundo le caía bien.

Parecía un tío fuerte. De los que sonríen a la vida y cuando tienen un problema se ríen de ella, de los que pasan de todo y no les importa nada. Era de esa persona que todo lo veía en positivo, y si había algo negativo en su vida, simplemente lo apartaba. Así lo veían todos. Era la envidia.

Pero cuando llegaba a casa, lloraba.

Sonreía, mientras su corazón moría. Intentaba ayudar sabiendo que ni siquiera se podía ayudar a sí mismo.

Advertisements

One response »

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s